js_def
Slide thumbnail

Caducidad del casco de moto: ¿Los cascos caducan?

La caducidad del casco de moto no es un asunto sin importancia y, sin embargo, parece que es un mundo desconocido para muchos motoristas. Es un hecho real que el casco de moto siendo el elemento de protección fundamental, se deba cambiar cada varios años. Así es… ¡Los cascos caducan! Como bien sabremos, al igual que ocurre con otros productos el casco tiene una vida útil que se reduce con el paso del tiempo lo hayamos utilizado más o menos.

Debido a este desconocimiento, muchos clientes nos preguntáis si los cascos de moto caducan? o cómo saber la fecha de caducidad de vuestro casco de moto. Pues hemos de deciros que lamentablemente su respuesta es sí, los cascos de moto caducan, pero no se puede determinar una fecha exacta. Influyen diversos factores además de los materiales con los que se haya fabricado, como el uso que le demos, su cuidado, la exposición al clima o si ha sufrido algún golpe.

No debemos pasar por alto el hecho de que, aunque no hayamos utilizado el casco en mucho tiempo y aparentemente parezca que está como nuevo, no es cierto. Los materiales con los que está construido van perdiendo sus propiedades con el paso de los años. Los polímeros se debilitan, el acolchado se deforma, pueden aparecer rajas en las juntas y los mecanismos se estropean. Y a pesar de todo ello nuestro casco puede tener la apariencia de un casco nuevo.

¿Cuál es la vida útil del casco de moto?

Los fabricantes de cascos de moto generalmente suelen situar el periodo de vida útil de los cascos de policarbonato -como pueden ser de plásticos o cualquier otro material que no sea fibra- en una vida útil de 5 años aproximadamente. En el caso de los cascos de fibra -como pueden ser los cascos de fibra de vidrio, policarbonato o de carbono entre otros materiales-, su vida útil no llega a duplicar a los anteriores pero sí podemos decir que alcanza los 8 años. Como siempre, este periodo depende de diversas variables que pueden obligarnos a cambiar de casco antes de lo esperado.

Pero…¡ojo! Estos periodos de vida útil se cumplirán siempre que el casco no reciba un golpe. En el momento que el casco reciba un impacto disipará la energía producida de manera que a nuestra cabeza llegue la menor cantidad posible. Un segundo impacto puede que no nos proteja y toda la energía del golpe vaya directamente a nuestra cabeza.

Por eso cuando los clientes nos dicen: «Mi casco solo tiene un piquete pero por lo demás está como nuevo», nosotros siempre aconsejamos que después de un golpe o una caída ese casco ya se puede guardar porque no cumplirá su función y es hora de comprar uno nuevo.

Partes del casco de moto

La calota del casco es la parte exterior y la que recibe el primer impacto. Puede estar fabricada en plásticos o fibras y de ellos dependerá su mayor o menor resistencia a la hora de disipar la energía del golpe. El relleno es la capa de corcho blanco que hace de amortiguador entre nuestra cabeza y la calota. Realizando su función evitará que nos hagamos graves lesiones. Por último, el acolchado interior es la parte que está en contacto con nuestra cabeza y nos proporciona una sensación de comodidad mientras lo llevamos puesto.

Cuándo debemos cambiar el casco

A continuación os daremos unos consejos para detectar cuándo es el momento de cambiar nuestro casco de moto.

Los componentes del casco están preparados para absorber la energía de un único impacto. Por tanto, después de una caída debemos cambiarlo. Del mismo modo, el casco puede verse afectado si cae al suelo desde una altura de 1,70. Por esto, también os advertimos de que llevéis cuidado cuando lo dejéis en el asiento o en el manillar de la moto. ¡Se puede caer al suelo y estropearse!

Revisa cuidadosamente el acolchado interior del casco. Si se encuentra gastado, ha perdido su forma original o, al presionarlo, no recupera su forma. Esto indica que el casco ya no sirve.

Si los cierres no funcionan correctamente o se quedan pillados, eso también es sinónimo de que debemos cambiarlo.

Por último, no olvides inspeccionar el casco en busca de fisuras, grietas o golpes importantes en la calota externa. Si las encuentras, es hora de rascarse el bolsillo.

Alarga la vida con un buen mantenimiento

Al igual que con ocurre otros elementos de nuestra equipación, un buen mantenimiento puede hacer que nuestro casco se mantenga como nuevo y conseguir alarga su vida útil. A continuación os detallaremos una serie de consejos:

Evitar exposiciones fuertes a la climatología

Uno de los errores más comunes que cometemos es dejar nuestro casco al sol o atado a nuestra moto en la calle. En estos casos pueden acumular una gran cantidad de suciedad. Del mismo modo, si se ha mojado o lo hemos lavado nosotros, debemos dejarlo secar a temperatura ambiente. Nunca debemos secarlo con fuentes directas de calor, como estufas, secadores o radiadores, ya que pueden hacer que se deterioren las propiedades del casco.

Exposición a combustibles, barnices y disolventes

Guárdalo siempre alejado de pinturas, barnices, disolventes o combustibles. Estos productos afectan a su composición y pueden acelerar su deterioro, por lo que no se deben usar en su limpieza.

Transporte y almacenamiento 

Lleva tu casco siempre protegido con la bolsa de tele que llevan de fábrica cuando no lo estés utilizando. Guárdalo con esta misma funda, y en una caja alejado de la humedad y de las altas temperaturas.

El casco no es un cajón 

No guardes las llaves o los guantes dentro del casco. Podrían estropear o incluso rajar el forro interior, además de ensuciarlo.

Limpieza

También para cuidar nuestro casco y conseguir alargar su vida debemos hacer una limpieza a fondo cada vez que sea necesario o al menos una vez al año. En Motocenter Levante puedes encontrar un Spray protector para tu casco tanto por dentro como por fuera. Aquí te explicamos cómo limpiar el casco de moto.

Conclusión

En conclusión, el periodo de vida útil de un casco no es una ciencia exacta. Depende de diferentes variables, como el uso que le hayamos dado, su cuidado, su limpieza o su almacenamiento. Sin embargo, gracias a este post, ya puedes tener una idea más o menos clara de cómo identificar si tu casco necesita ser renovado, y algunos consejos y trucos para alargar su vida útil.

En definitiva, si tienes algún tipo de duda, no importa cuanto aprecio le tengas a tu antiguo casco, es hora de que pase a mejor vida. En Motocenter Levante podrás encontrar una gran variedad de cascos de moto y no os preocupéis por hacer una “gran inversión” al principio, ya que al final comprobarás que estás adquiriendo un producto de calidad y estás invirtiendo en seguridad. Por último ni se os ocurra comprar un casco de moto usado ya que no sabemos si ha podido tener golpes o daños que no se aprecien a primera vista y pueda poner en peligro nuestra vida.

Close