js_def

La Homologación en los cascos de moto y su importancia

La homologación en el casco de moto es la garantía que tiene el usuario de que el casco que está adquiriendo cumple con las directrices mínimas y más básicas de seguridad impuestas por los organismos pertinentes en cada país. Con esto, quiero decir que, aquellos cascos que carecen de ella o si cuenta con una que no esté reconocida dentro del territorio español, no tendremos la certeza de que nos protege de los golpes en la cabeza que podemos sufrir como consecuencia de una caída o un accidente.

En todo el mundo existen diferentes homologaciones, llevadas a cabo por organismos de control con las exigencias que cada territorio requiere, Por poner algunos ejemplos, sin profundizar en ellos, existen: la homologación PSB, con validez en Singapur; la NBR 7471, de Brasil; la IS 4151, de India, etc.

Pero las 3 homologaciones internacionales más reconocidas son las que a continuación os detallamos:

Homologación SNELL

Si hablamos de homologaciones de cascos en el mundo del motor, debemos hablar primero de esta Homologación Snell. Procedente de los Estados Unidos,  su nombre se debe a un piloto de carreras automovilísticas que, a finales de la década de los 50 del siglo pasado, falleció en un accidente muy grave como consecuencia de las heridas sufridas, provocándole daños irreparables en el cerebro. En dicha carrera se encontraba participando el doctor George Snively, que además era el médico en carrera; que traumatizado por lo ocurrido decidió emprender por su cuenta una investigación sobre la protección de los cascos en carreras de motor, dicha investigaciòn tuvo como resultado la creación de los primeros cascos con la protección suficiente para soportar un impacto directo en la cabeza a 300g de fuerza. A finales de 1957 la recién creada Fundación Snell, llamada así en memoria del piloto fallecido, decidió acoger dicha investigación y con los datos obtenidos por el Doctor Snively, crearon la primera homologación en el Mundo para la protección de los pilotos en carreras o fuera de ella.

El resto de homologaciones en todo el mundo deben a este hecho historico su existencia. Muchos hoy en día lo consideran más un estándar de calidad que una homologación en sí misma, lo que hace que sea complementaria a las demás. De hecho, es la más exigente.

Procedimiento:

Las pruebas de rendimiento del casco para superar la Homologación primaban ante todo la resistencia del casco al impacto en la totalidad de su superficie, tanto en la Calota como la mentonera, la eficacia del sistema de retención ( cierre del casco), la estabilidad y la optimización de las áreas protegidas del cráneo.

Para ello se lanzaba el casco a gran velocidad sobre un objeto inmóvil a 300g de fuerza, de forma aleatoria, no controlada, repitiendo este proceso múltiples veces en toda la superficie del casco. Este modo de medición, así como otros detalles, diferencian esta homologación de las otras dos más conocidas.

En la actualidad las revisiones posteriores llevadas a cabo de lahomologación Snell, se encuentran en vigor en todo el mundo, sobre todo en cascos profesionales de carreras automovilísticas, siendo aún extremadamente exigente,aunque a ido adaptando con los años las pruebas, hasta llegar a rebajar la medida de impacto en el casco a 275G, equiparándola a otras homologaciones como la ECE Europea. Muchos fabricantes de cascos de moto, complementan las respectivas homologaciones de sus cascos en los diferentes países con esta Snell, al considerarla un estándar de calidad añadido a sus cascos.

La Homologación D.O.T (Deparment of Transport) EEUU

La normativa Norteamericana más extendida en este país, está norma certificada por él departamento de transporte de EEUU certifica el casco contra los impactos equivalentes a una fuerza de 250G.

Procedimiento:

Para superar estas pruebas, los cascos son lanzados a la velocidad equivalente a la fuerza de entre 250G/275G de forma controlada sobre un objeto inmóvil, también exige a los cascos pruebas a la resistencia en el sistema de retención (cierre del casco) durante el impacto, la resistencia a la penetración de la calota y el estudio de la visión periférica de la pantalla, la durabilidad y resistencia de los distintos elementos que componen el casco.

La Homologación DOT es la única que la AMA (Asociación de motociclismo americana) reconoce como válida en todo el país.

La E.C.E, 22.05, la homologación Europea más reconocida.

La Homologación ECE, es el estándar de homologación de cascos de moto vigente en la Unión Europea, presente en la actualidad en más de 50 países y la utilizada en las principales competiciones deportivas de motociclismo, como MotoGP, FIM, AMA, SPB, etc…Se actualiza periódicamente en función de las nuevas medidas de seguridad exigibles que van apareciendo, actualmente todos los cascos que se fabrican deben cumplir con la norma ECE/ONU R22, siendo considerada una de las más exigentes del mundo.

Procedimiento:

Para la homologación del casco en la E.C.E, se somete al casco a diferentes pruebas de resistencia siendo denominadas:

1.- Homologación, está primera prueba se lleva a cabo por el fabricante sobre el casco cuando este se encuentra en su proceso de fabricación o prototipo, se somete al casco a una prueba de origen destructivo, haciéndolo caer a una fuerza de 275g sobre un objeto inmóvil, pero a diferencia de la Snell, está prueba si es controlada, midiendo en puntos concretos y exactos del casco el lugar del impacto, que son: mentonera (parte delantera del casco a la altura del mentón) visera o pantalla; centro del casco en la zona del craneo llamada fontanela; en la parte trasera del craneo a la altura de la nuca y por último en los dos laterales del casco.

2.- Cualificación: también es de origen destructivo, y se pone el casco a prueba nuevamente cuando este ya se encuentra en el proceso de fabricación en serie, en esta fase, en esta homologación, también se pone el casco a prueba en distintas condiciones climatológicas, tanto frío extremo, calor y lluvia, de este modo se comprueba el comportamiento del casco bajo estas condiciones y la degradación y hermetismo de los componentes internos del casco, así como de la pantalla.

3.- CONFORMIDAD, en esta fase se analiza el casco de forma visual después de haber pasando las distintas pruebas y se le da el visto bueno final.

CONCLUSIÓN:

Cuando compramos un casco en nuestro país, deberíamos tener siempre presente que el casco disponga de la homologación ECE, no solo por cumplir con la norma establecida en el territorio nacional y no tener problemas legales en caso de accidente (nuestra aseguradora no se haría cargo de los daños causados en el casco o corporales si en el atestado se comprueba que el casco no dispone de la homologación) si no además de evitar una posible multa por circular con el, pero sobre todo, por lo que debemos exigir dicha homologación es por nuestra seguridad personal, ya que el casco es un elemento esencial para la seguridad personal del piloto y acompañante.

Somos conscientes de que en el mercado existen muchas marcas y modelos de cascos con díseños muy novedosos y atractivos, como máscaras y prótesis externas, pero estos cascos en su mayoría no cumplen ninguna certificación de seguridad, son más baratos que los “homologados” y debido a ello su compra nos puede parece una buena idea, pero debemos plantearnos si realmente merece la pena jugar con nuestra salud y la de nuestro aacompañante.

Deja una respuesta

Close