Tipos de cascos de Moto: Modelos y características

El casco de moto es elemento fundamental en la vestimenta de un motorista. En primer lugar, porque es obligatorio llevarlo puesto para circular con cualquier tipo de moto en España. Nos ofrece una gran seguridad en caso de accidente, protegiendo la cabeza, que es la parte más importante del cuerpo y, en muchos tipos de caídas, una de las primeras que tocan el suelo.

El uso correcto de los cascos de moto es fundamental para salvarnos la vida, en la mayoría de los casos llevar puesto el casco puede salvarnos la vida o librarnos de sufrir lesiones de suma gravedad.

En este artículo te ayudaremos a escoger el tipo de casco de moto que más se ajuste a tus necesidades y a tu estilo. Porque, aunque la seguridad es lo más importante a la hora de escoger uno, sabemos que el casco es, cada vez más, un elemento que el motorista elige con mucho cariño para escogerlo acorde con la estética personal y la de la motocicleta.

¿Que tipo de cascos para moto es mejor?

Muchos de vosotros os estaréis preguntando ¿cuales son los mejores tipos de casco para moto? Como bien sabréis, en el mercado podemos encontrar diferentes tipos de cascos para motos dependiendo del uso que le vayamos a dar. Como la tarea de elegir un casco no es nada fácil, os mostraremos la gran variedad de tipos de casco para moto que existen:

Casco Integral

El casco de moto Integral es uno de los más comunes y, generalmente, los más seguros de todos ellos. Están compuestos de una sola pieza y no se pueden desmontar. Al estar cerrados completamente, son los que mayor protección ofrecen porque, en un eventual impacto, ofrecen menos puntos de ruptura en la calota, además de impedir que ninguna parte de la cabeza impacte directamente. Protegen por completo nuestra cara y barbilla y son los que mejor se adaptan a nuestra cabeza.

Casco Jet

Los cascos jet pueden ser uno de los más cómodos y utilizados para ciudad o en verano, pero son los que ofrecen el nivel de protección más bajo, ya que son cascos abiertos y no cubren toda la cabeza. Aunque cubren la parte de trasera de la cabeza y los laterales (las partes más sensibles de sufrir un impacto de gravedad), la cara se queda al descubierto y, tan solo, protegida en ocasiones con una pantalla.

Este tipo de cascos son especialmente cómodos a la hora de circular en verano, porque son más aireados y se nota menos el efecto del calor. También son muy versátiles para circular por ciudad, donde subimos y bajamos de la moto con asiduidad y nos quitamos el casco frecuentemente.

 Casco Modular

Los cascos de moto modulares o abatibles podemos decir que se encuentran a medio camino entre un casco Integral o de tipo Jet. Estos tipos de casco ofrecen, al igual que los integrales, un gran nivel de protección. Cerrados cumplen la función de un casco integral, pero contamos con la ventaja de poder abrir la mentonera y convertirlo en un casco jet.

El único inconveniente de los casco modulares es que, debido a este mecanismo, se incrementa su peso, haciéndolo más pesado que un casco integral. Además, el punto de unión entre la mentonera y el resto de la calota puede ser un punto débil en caso de impacto. Ese espacio es susceptible de partirse en caso de un impacto fuerte.

Además estos tipos de casco deben de tener una doble homologación para cascos de tipo Integral y tipo Jet, de lo contrario no podríamos circular con la mentonera abierta ya que está prohibido.

 

Tipos de casco de moto según el modo de conducción 

La forma y las funcionalidades del casco también pueden amoldarse a los distintos tipos de conducción. Porque circular en pista o hacerlo en el asfalto requiere habilidades distintas, también el equipamiento ha de ser diferente. De ahí que haya cascos de moto dirigidos a determinados tipos de conducción. Son estos:

Casco Off-Road

Los cascos Off-Road están diseñados especialmente para su uso en motos de enduro o motocross. Cuentan con una prominente mentonera y visera contra el sol, pero sin pantalla. Para la protección contra el polvo del exterior se utilizan gafas de protección como un elemento adicional. Ofrecen un amplio campo de visión y una buena ventilación y, todos estos tipos de casco, vienen preparados para ser compatibles con ellas.

Estos tipos de cascos son muy ligeros y cuentan con un nivel de seguridad bastante elevado para proteger al motorista durante la práctica de un deporte de riesgo.

Casco Trail

Los cascos de Trail son cascos a medio camino entre los cascos off-road y los cascos integrales más convencionales. Son más ligeros que los integrales pero también más ruidosos. También cuentan con una mentonera que deja la cara al descubierto con visera, como los de Off-Road.

Casco Enduro

Los cascos de Trial están pensados para ser utilizados en competiciones y terrenos duros. Son utilizados por profesionales, y aficionados al enduro y sus variantes tanto indoor como outdoor.

La seguridad que ofrecen estos cascos es bastante alta.

Tipos de homologaciones en cascos de moto

Podemos encontrar diferentes tipos de cascos de moto homologados:

Homologación “J” o “Jet”

Cascos homologados para la circulación que no disponen de protección maxilar.

Homologación “P” o integrales

Cascos homologados con protección maxilar.

Homologación “N/P”

Cascos con protección maxilar no integral. La mentonera debe ir cerrada en caso de ser modular

Homologación “P/J” o

Cascos con doble homologación, según la circulación con la mentonera abierta o cerrada. La mentonera puede ir abierta o cerrada al tener la doble homologación.

En España la única homologación válida es la de la Comunidad Europea. Para saber si nuestro casco cuenta con esta homologación, lo único que debemos hacer es mirar su etiqueta donde debe aparecer la letra E y un número que indica el país en el que está homologado.

Tipos cascos de moto por materiales

Los materiales de cada casco también es un elemento a tener en cuenta a la hora de elegir el tuyo, por eso vamos a hacer una clasificación en función de los materiales en los que se ha construido:

Cascos de Tricomposite

Están hecho con tres composiciones de plásticos mezclados. Los cascos de plástico son los menos seguros, ya que se pueden romper con un fuerte impacto.

Cascos de fibra de vidrio

Es un casco que absorbe muy bien el impacto mediante una deformación gradual. Puede rajarse pero no llega a romperse.

Cascos de fibra de carbono 

Son cascos muy ligeros que ofrecen una gran resistencia contra el impacto. Ya que el carbono es aún más flexible que la fibra de vidrio, absorbe tan bien el golpe que se expande el casco pero no llega a rajarse ni a romperse. Un ejemplo de un casco 100% de carbono es el casco de Touratech Aventuro Carbon 2 (integral) o el AGV SportModular (modular).

Ya conoces todos los tipos de casco

¡Y esto es todo! Esperamos haber podido ayudarte y arrojar un poco de luz, especialmente a los principiantes en esto de las dos ruedas.

El último consejo que podemos darte es que prime tu seguridad por encima de todo a la hora de escoger uno. No te lances a cascos de poco valor que ponen en riesgo tu vida. Por otro lado, trata siempre de elegir el que mejor se adapte a tus necesidades del día a día o de conducción.

¡Buena compra!